martes, 25 de agosto de 2015

REVISTA LA GALLA CIENCIA


http://www.lagallaciencia.com/





















Entrevista a: José Antonio Santano  (Baena, 1957) 


José Antonio Santano es  Graduado Social por la Universidad de Granada, Técnico Superior en Relaciones Industriales por la de Alcalá de Henares y Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Almería. Es autor de varios libros, como Canción Popular en la Villa de Baena (Ed. Ayuntamiento Baena, 1986), Profecía de Otoño (Sevilla, 1994), Grafías de Pasión. Prosa y poesía sobre la Semana Santa de Baena (1998), Exilio en Caridemo (Ed. Inst. Estudios Almerienses, 1998), Íntima heredad (Ed. Endymion, Córdoba, 1998), La piedra escrita (Ed. Alhulia. Salobreña, 2000), Árbol de bendición. Antología literaria al olivo (Ed. Instituto de Estudios Almerienses y Ayuntamiento de Baena, 2001), Suerte de alquimia (Ed. Alhulia. Salobreña, 2003), Las edades de arcilla (Ed. Alhulia, Salobreña, 2005), La cortaera (artículos periodísticos 2001-2004, Córdoba, 2007), El Oro líquido (El aceite de oliva en la cultura) Antología literaria (Ed. La Oficina del Autor. Diputación de Jaén), Caleidoscopio (Prosa. Ed. Instituto de Estudios Almerienses, 2010) y Estación Sur (Ed. Alhulia,  2012).

Ha recibido varios premios a lo largo de su carrera. Ha dirigido y presentado programas de radio y televisión. Ha dirigido la Revista Literaria de carácter mensual “Cuadernos de Caridemo”, de Almería, y coordinado el Premio Andalucía de Poesía “Ayuntamiento de Fondón” (Almería). Ha dirigido la colección Palabras Mayores, de poesía, de la Editorial Alhulia (Granada). Su poesía ha sido traducida al italiano por Emilio Coco: Quella strana quiete y Il vollo degli anni (Antología poetica personale), así como algunos textos al inglés y francés.



¿De qué le salva la poesía?
-De la estulticia humana

¿Un verso para repetirse siempre?
-“Solo el hombre es el centro de la vida

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?
-No podría indicar uno solo, es complicado elegir uno solo.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?
-El amor.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?
-No sé, tal vez: ¿Qué me vas a doler, muerte?, de JRJ

¿Escribir, leer o vivir?
-Vivir para leer y escribir.

¿Dónde están las musas?
-En algún mágico y misterioso lugar desconocido.

¿Qué no puede ser poesía?
-Lo que no nace de la emoción, la conmoción…

¿Cuál es el último poemario que ha leído?
-Últimos poemas. I 1959-1960-1961, de Nâzin Hikmet.

Si todos leyéramos versos, el mundo…
-Sería más poético

Tres autores para vencerlo todo.
-Machado, Cernuda y Pablo García Baena

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?
-Cualquiera de ellos, escribir lo es todo. 

LA GALLA CIENCIA. JOSÉ ANTONIO SANTANO


http://www.lagallaciencia.com/Entrevista a: José Antonio Santano  (Baena, 1957) 


José Antonio Santano es  Graduado Social por la Universidad de Granada, Técnico Superior en Relaciones Industriales por la de Alcalá de Henares y Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Almería. Es autor de varios libros, como Canción Popular en la Villa de Baena (Ed. Ayuntamiento Baena, 1986), Profecía de Otoño (Sevilla, 1994), Grafías de Pasión. Prosa y poesía sobre la Semana Santa de Baena (1998), Exilio en Caridemo (Ed. Inst. Estudios Almerienses, 1998), Íntima heredad (Ed. Endymion, Córdoba, 1998), La piedra escrita (Ed. Alhulia. Salobreña, 2000), Árbol de bendición. Antología literaria al olivo (Ed. Instituto de Estudios Almerienses y Ayuntamiento de Baena, 2001), Suerte de alquimia (Ed. Alhulia. Salobreña, 2003), Las edades de arcilla (Ed. Alhulia, Salobreña, 2005), La cortaera (artículos periodísticos 2001-2004, Córdoba, 2007), El Oro líquido (El aceite de oliva en la cultura) Antología literaria (Ed. La Oficina del Autor. Diputación de Jaén), Caleidoscopio (Prosa. Ed. Instituto de Estudios Almerienses, 2010) y Estación Sur (Ed. Alhulia,  2012).

Ha recibido varios premios a lo largo de su carrera. Ha dirigido y presentado programas de radio y televisión. Ha dirigido la Revista Literaria de carácter mensual “Cuadernos de Caridemo”, de Almería, y coordinado el Premio Andalucía de Poesía “Ayuntamiento de Fondón” (Almería). Ha dirigido la colección Palabras Mayores, de poesía, de la Editorial Alhulia (Granada). Su poesía ha sido traducida al italiano por Emilio Coco: Quella strana quiete y Il vollo degli anni (Antología poetica personale), así como algunos textos al inglés y francés.



¿De qué le salva la poesía?
-De la estulticia humana

¿Un verso para repetirse siempre?
-“Solo el hombre es el centro de la vida

¿Qué libro debe estar en todas las bibliotecas?
-No podría indicar uno solo, es complicado elegir uno solo.

Amor, muerte, tiempo, vida…, ¿cuál es el gran tema?
-El amor.

¿Qué verso de otro querría haber escrito?
-No sé, tal vez: ¿Qué me vas a doler, muerte?, de JRJ

¿Escribir, leer o vivir?
-Vivir para leer y escribir.

¿Dónde están las musas?
-En algún mágico y misterioso lugar desconocido.

¿Qué no puede ser poesía?
-Lo que no nace de la emoción, la conmoción…

¿Cuál es el último poemario que ha leído?
-Últimos poemas. I 1959-1960-1961, de Nâzin Hikmet.

Si todos leyéramos versos, el mundo…
-Sería más poético

Tres autores para vencerlo todo.
-Machado, Cernuda y Pablo García Baena

¿Papel y lápiz, teclado o smartphone?
-Cualquiera de ellos, escribir lo es todo. 

lunes, 24 de agosto de 2015

SIRTAKI PENTRU LIBERTATE. José Antonio Santano

Siguen las traducciones de mi poema "Sirtaki por la libertad", en esta ocasión al rumano, por gentileza de Elena Liliana Popescu, a quien quedo eternamente agradecido. Abrazos fraternales. Salud.
SIRTAKI PENTRU LIBERTATE
Poporului grec, acum şi pentru totdeauna.
Răsună muzica ...
Lumina se întoarce înspre vechea Eladă
pentru a întări focul cuvântului
origine a timpurilor şi a vieţii,
origine a raţiunii, curcubeu de vise
în zbor de porumbei, turn înalt sau far
în sclipiri de speranţă
întotdeauna.
Fie ca niciodată cineva să-l umilească pe om
niciodată
şi cu mâinile sale să semene ofense
şi insulte, fie ca niciodată
omul să poată fi lup pentru om
nici să-i ameninţe
chiar şi prin gesturi autoritatea,
ca niciodată steagul arborat să fie camătă
în vântul acestui secol ce hărțuiește
pe cel fără adăpost şi sărăcia,
ce niciodată
nu se leapădă de cel umil.
Să fie muzica vocea tuturor orfanilor
în lume
lăsaţi ca sunetele
să călărească
înspre lumina îmbrăţişării,
niciodată în abisul indiferenţei,
în tăcerea sclaviei
locuite de teamă,
niciodată în sânge şi în tortură,
în durerea nesfârşită a exilului
şi a exilaţilor,
niciodată încă
niciodată
în privirea xenofobă
sau în cei asasinaţi
îngropaţi
în vecii vecilor.
Acum Zorba dansează singur pe stradă,
în centrul său de univers unic,
ridică
lent şi ritualic picioarele,
puțin câte puțin
îşi ridică braţele,
îşi roteşte uşor corpul unduindu-l
până la mal,
îşi mişcă mâinile
încrucișate ce se leagănă uşoare
ca penele, un pas înainte
altul înapoi, când la stânga
când la dreapta, în crescendo
sunetele de bouzouki şi de chitară,
trupurile ce se caută, mâinile
care aplaudă, se agită agitat şi se ating,
strada trandafiri circulari, petale
împletite trupurile
care se rotesc
şi se rotesc asemenea unui carusel,
într-un cerc
se unesc unul, şi altul, până la infinitul
îmbrăţişării, a unui singur corp răsucit
care dansează şi dansează
neistovit
care strigă în timp ce dispare: Zorba!
şi redevine cântec înfiorător
în fiii Eladei
împotriva monstrului
cu trei capete - indolenta Europă -
drum al victoriei
definitive în Salamina,
pentru libertate.
©José Antonio Santano
Traducere din spaniolă de Elena Liliana Popescu
SIRTAKI POR LA LIBERTAD
Al pueblo griego, ahora y siempre.
Suena la música...
Hacia la antigua Hélade la luz se vuelve
para avivar el fuego de la palabra
origen de los tiempos y la vida,
raíz de la razón, arco iris de sueños
en vuelo de palomas, alta torre o faro
en destellos de esperanza
siempre.
Que nunca nadie humille al hombre
nunca
y de sus manos solo siembre ofensas
y vejaciones, que nunca
pueda el lobo ser lobo para el hombre
ni amedrentar
siquiera con los gestos su dominio,
que nunca sea usura la bandera izada
al viento de este siglo que hostiga
el desamparo y la pobreza,
nunca
del humilde reniegue.
Sea la música la voz de toda orfandad
en el mundo
dejad que los sonidos
cabalguen
hacia la luz del abrazo,
nunca en el abismo de la indiferencia,
en el silencio de la esclavitud
habitada por el miedo,
nunca en la sangre y la tortura,
en el dolor inagotable del exilio
y los destierros,
nunca más
nunca
en la xenófoba mirada
o en los muertos asesinados
supultos
por los siglos de los siglos.
Ahora Zorba baila solo en la calle,
en su centro de universo único,
levanta
lentas y rituales las piernas,
poco a poco
alza los brazos,
gira levemente el cuerpo en ola
hasta la orilla,
mueve las manos
en cruz se balancean ligeras
como plumas, un paso hacia delante
hacia atrás otro, ora a la izquierda
ora a la derecha, in crescendo
los sones de los buzukis y la guitarra,
los cuerpos que se buscan, las manos
que palmean, se agitan y se rozan,
la calle rosas circulares, pétalos
entrelazados los cuerpos
que giran
y giran tal carrusel,
a un círculo
se une otro, y otro, hasta la infinitud
del abrazo, de un solo cuerpo trenzado
que danza y danza
inagotable
que grita en su extinción: ¡Zorba!
y vuelve a ser estremecedor canto
en los hijos de la Hélade
contra el monstruo
de las tres cabezas –indolente Europa-
camino hacia la victoria
definitiva en Salamina,
por la libertad.
©José Antonio Santano

SIRTAKI PENTRU LIBERTATE. José Antonio Santano

Siguen las traducciones de mi poema "Sirtaki por la libertad", en esta ocasión al rumano, por gentileza de Elena Liliana Popescu, a quien quedo eternamente agradecido. Abrazos fraternales. Salud.
SIRTAKI PENTRU LIBERTATE
Poporului grec, acum şi pentru totdeauna.
Răsună muzica ...
Lumina se întoarce înspre vechea Eladă
pentru a întări focul cuvântului
origine a timpurilor şi a vieţii,
origine a raţiunii, curcubeu de vise
în zbor de porumbei, turn înalt sau far
în sclipiri de speranţă
întotdeauna.
Fie ca niciodată cineva să-l umilească pe om
niciodată
şi cu mâinile sale să semene ofense
şi insulte, fie ca niciodată
omul să poată fi lup pentru om
nici să-i ameninţe
chiar şi prin gesturi autoritatea,
ca niciodată steagul arborat să fie camătă
în vântul acestui secol ce hărțuiește
pe cel fără adăpost şi sărăcia,
ce niciodată
nu se leapădă de cel umil.
Să fie muzica vocea tuturor orfanilor
în lume
lăsaţi ca sunetele
să călărească
înspre lumina îmbrăţişării,
niciodată în abisul indiferenţei,
în tăcerea sclaviei
locuite de teamă,
niciodată în sânge şi în tortură,
în durerea nesfârşită a exilului
şi a exilaţilor,
niciodată încă
niciodată
în privirea xenofobă
sau în cei asasinaţi
îngropaţi
în vecii vecilor.
Acum Zorba dansează singur pe stradă,
în centrul său de univers unic,
ridică
lent şi ritualic picioarele,
puțin câte puțin
îşi ridică braţele,
îşi roteşte uşor corpul unduindu-l
până la mal,
îşi mişcă mâinile
încrucișate ce se leagănă uşoare
ca penele, un pas înainte
altul înapoi, când la stânga
când la dreapta, în crescendo
sunetele de bouzouki şi de chitară,
trupurile ce se caută, mâinile
care aplaudă, se agită agitat şi se ating,
strada trandafiri circulari, petale
împletite trupurile
care se rotesc
şi se rotesc asemenea unui carusel,
într-un cerc
se unesc unul, şi altul, până la infinitul
îmbrăţişării, a unui singur corp răsucit
care dansează şi dansează
neistovit
care strigă în timp ce dispare: Zorba!
şi redevine cântec înfiorător
în fiii Eladei
împotriva monstrului
cu trei capete - indolenta Europă -
drum al victoriei
definitive în Salamina,
pentru libertate.
©José Antonio Santano
Traducere din spaniolă de Elena Liliana Popescu
SIRTAKI POR LA LIBERTAD
Al pueblo griego, ahora y siempre.
Suena la música...
Hacia la antigua Hélade la luz se vuelve
para avivar el fuego de la palabra
origen de los tiempos y la vida,
raíz de la razón, arco iris de sueños
en vuelo de palomas, alta torre o faro
en destellos de esperanza
siempre.
Que nunca nadie humille al hombre
nunca
y de sus manos solo siembre ofensas
y vejaciones, que nunca
pueda el lobo ser lobo para el hombre
ni amedrentar
siquiera con los gestos su dominio,
que nunca sea usura la bandera izada
al viento de este siglo que hostiga
el desamparo y la pobreza,
nunca
del humilde reniegue.
Sea la música la voz de toda orfandad
en el mundo
dejad que los sonidos
cabalguen
hacia la luz del abrazo,
nunca en el abismo de la indiferencia,
en el silencio de la esclavitud
habitada por el miedo,
nunca en la sangre y la tortura,
en el dolor inagotable del exilio
y los destierros,
nunca más
nunca
en la xenófoba mirada
o en los muertos asesinados
supultos
por los siglos de los siglos.
Ahora Zorba baila solo en la calle,
en su centro de universo único,
levanta
lentas y rituales las piernas,
poco a poco
alza los brazos,
gira levemente el cuerpo en ola
hasta la orilla,
mueve las manos
en cruz se balancean ligeras
como plumas, un paso hacia delante
hacia atrás otro, ora a la izquierda
ora a la derecha, in crescendo
los sones de los buzukis y la guitarra,
los cuerpos que se buscan, las manos
que palmean, se agitan y se rozan,
la calle rosas circulares, pétalos
entrelazados los cuerpos
que giran
y giran tal carrusel,
a un círculo
se une otro, y otro, hasta la infinitud
del abrazo, de un solo cuerpo trenzado
que danza y danza
inagotable
que grita en su extinción: ¡Zorba!
y vuelve a ser estremecedor canto
en los hijos de la Hélade
contra el monstruo
de las tres cabezas –indolente Europa-
camino hacia la victoria
definitiva en Salamina,
por la libertad.
©José Antonio Santano

miércoles, 22 de julio de 2015

СИРТАКИ ЗА СВОБОДУ. José Antonio Santano


Suman las alegrías. En esta ocasión, la traducción al ruso de mi poema "Sirtaki por la libertad", por Irina Valeva. Mi eterno agradecimiento.

СИРТАКИ ЗА СВОБОДУ
Греческому народу – сейчас и навсегда.
Музыка звучит.
В Древнюю Элладу свет струится,
чтобы огонь слова разжечь снова,
начало всех начал исамой жизни,
корень справедливости,
радуга во сне,
в полете голубей,
высокая башня
в блеске надежды
вечном.
Чтобы никто не унижал людей-
никогда,
никогда
чтобы человек человеку недругом не был,
чтобы страха не вселял
малейшим жестом превосходства
пусть никогда не превратитсяв дань
на ветру развеянное знамя
в этот век,
который клеймит бездомничество и бедность,
пусть никогда униженный
от веры своей не отречется.
Да будет музыкой сиротных голос в мире!
Позвольте звукам переливаться
к лучам в обнимку,
не дайте пасть им в бездну безразличия
в молчание рабства,
страхом населенное,
и в кровь мучений,
в боль нестерпимую
изгнания
и заточения,
никогда
во взгляды ксенофобов
или среди убитых мертвых,
положенных в могилы на века.
Сегодня Зорба лишь на улицах танцует
в своем единственном пространстве во вселенной,
ступает медленно и ритуально
и, не спеша, он руки поднимает,
несется без усилий тело,
как набегающая к берегу волна,
движутся руки,
крест накрест балансируя слегка,
как перья птицы -
шаг вперед,
один назад
или налево, извиваясь до кресчендо,
звуки бузуки и гитары,
тела, жаждущие друг друга,
руки, которые плывут, других касаясь ,
улица, и в круг раскинутые розы,
их лепестки – переплетенные тела,
которые передвигаются по кругу каруселью,
рядом,
до бесконечности объятия
единственного тела среди многих,
которое не устает танцевать
неутомимо
и зовет в своем исчезновении -
Зорба!
И снова превращается
в страшительное пение
сынов Эллады
против триглавого чудовища -
Европы безразличной,
дорога славы,
в Саламине предопределенная,
Свободы ради.
ХОСЕ АНТОНИО САНТИНО

Sirtaki por la libertad. José Antonio Santano


Suman las alegrías. En esta ocasión, la traducción al ruso de mi poema "Sirtaki por la libertad", por Irina Valeva. Mi eterno agradecimiento.

СИРТАКИ ЗА СВОБОДУ
Греческому народу – сейчас и навсегда.
Музыка звучит.
В Древнюю Элладу свет струится,
чтобы огонь слова разжечь снова,
начало всех начал исамой жизни,
корень справедливости,
радуга во сне,
в полете голубей,
высокая башня
в блеске надежды
вечном.
Чтобы никто не унижал людей-
никогда,
никогда
чтобы человек человеку недругом не был,
чтобы страха не вселял
малейшим жестом превосходства
пусть никогда не превратитсяв дань
на ветру развеянное знамя
в этот век,
который клеймит бездомничество и бедность,
пусть никогда униженный
от веры своей не отречется.
Да будет музыкой сиротных голос в мире!
Позвольте звукам переливаться
к лучам в обнимку,
не дайте пасть им в бездну безразличия
в молчание рабства,
страхом населенное,
и в кровь мучений,
в боль нестерпимую
изгнания
и заточения,
никогда
во взгляды ксенофобов
или среди убитых мертвых,
положенных в могилы на века.
Сегодня Зорба лишь на улицах танцует
в своем единственном пространстве во вселенной,
ступает медленно и ритуально
и, не спеша, он руки поднимает,
несется без усилий тело,
как набегающая к берегу волна,
движутся руки,
крест накрест балансируя слегка,
как перья птицы -
шаг вперед,
один назад
или налево, извиваясь до кресчендо,
звуки бузуки и гитары,
тела, жаждущие друг друга,
руки, которые плывут, других касаясь ,
улица, и в круг раскинутые розы,
их лепестки – переплетенные тела,
которые передвигаются по кругу каруселью,
рядом,
до бесконечности объятия
единственного тела среди многих,
которое не устает танцевать
неутомимо
и зовет в своем исчезновении -
Зорба!
И снова превращается
в страшительное пение
сынов Эллады
против триглавого чудовища -
Европы безразличной,
дорога славы,
в Саламине предопределенная,
Свободы ради.
ХОСЕ АНТОНИО САНТИНО

martes, 7 de julio de 2015

Antología Poética. Perfecto Herrera Ramos

Chernóbyl en la memoria


El campo de centeno era humo acre en la memoria
por donde el duende flavo de la hipóstasis
se encaramó a mis desengaños
paseando las dos manos entre las espigas
y acariciando el mundo.

Duele comprobar cuán lerdos podemos ser
adecentando las estatuas de los aleros
o exaltando la imagen sacrílega de la ciencia

Debiera el hombre no renunciar al misterio,
a desentrañar todo conocimiento.
Pero olvidar
que los ocultos y secretos enigmas
preservan toda vida,
necedad petulante sería
y holocausto indeleble para la especie y la misma existencia.

Chernóbil viene a mi memoria
- llaga invisible casi eterna en nuestro planeta -
para indicarnos púrpura señal de advertencia.

Duele ver a la madre Gea
sollozar y espantada ante sus hijos
jugueteando, malquistos, con los odres de la harina en flor,
ya hombres provectos y ya doctos,
que olvidan reforzar los estayes del esquife
y ofrecer toros negros a los dioses.

No solo la fusión de los átomos nos acecha;
otras son las celadas que amenazan
la sagrada existencia del planeta,
el perfecto equilibrio de lo bello.

Conviene no olvidar
el dolor de los daños colaterales;
que las abejas van desapareciendo;
que el cambio climático provoca cataclismos.
Prudencia equivaldrá a inteligencia,
a sueños de manzanas sacrosantas,
a aguas puras y aires trasparentes.

¿Qué mundo nos espera?
¿Alguien podrá respuesta dar a esta pregunta
si no oramos renunciando a ser dioses?







Cuando me recuerdes


Cuando me recuerdes
búscame en el agua.

Todo lo que a tu espalda se refleje
seré yo sin contornos,
pues delante de tus pupilas
no hallarás más,
sino la imagen
de la misma presencia de mi, ausente.


La jaula y el vacío




A Primo Levi




Diríase fino trazo sobre el cielo;
apenas líneas ágiles,
dibujo esbelto y esquemático,
al fin.


Diríase
que su contemplación
desde fuera invitase
a ver solo inocente acogimiento
impreso
sobre la inmensidad sin límite.


Solo cuando sintió
ruda rotundidad en los barrotes,
ávidamente -ya sí- forcejeó
por arrojarse al vacío.








Desciende




Desciende al irisado resplandor
del pez que mora bajo el agua,
desciende tú
a lo que gira y nunca debiera morir
con la luz que, en el fondo,
resiste la mortal oscuridad
del limo.


Ven,
despierta,
y reconócete negado para la sombra.
















Siempre la luz




A Elsa Tenca Mariani


Gris también es la luz,
aunque gris no lo sea la mirada
que la contiene y la soporta.


No es gris la tristeza
por más que así
representarla deseemos.


En iris vivo
la luz hará milagros,
porque la vida es espectro
de todos los colores,
de todos los matices
del ser que, vivo, es, en sí,
sin renunciar jamás
al mundo que, invisible,
existe, de seguro, más allá de la mirada.


¡Hacia la luz, amiga, hacia la luz!
¡Que la sombra no nos alcance!


Cuanta luz engendremos
ha de servir
para que nunca nadie de aquella luz dijera:
fue extinguida,
no quedó nada.




































Inmanencia

¡Ve la naturaleza de la hoja!
¡Encuentra en ella lo que en ella hay
de momentáneo: un preciso color, una tersura!
Nunca será como ahora es. 
Es lo que nunca ha sido.
Y tu también. No hay más.
Ahí está todo el secreto.
¡Saborea la belleza
tal se te muestra!










































Lento llover




Si hoy cae la lluvia,
y todo se entristece,
callaos y escuchad:
algo en el agua pierde
su secreto y misterio,
nada sustancial tiene
de humano ni eterno
este pulso latente
que huye lento llorando
y en nada se detiene




































Vigilia




Todo lo abarca el sinsentido.
El rompeolas con la luz causa desorden,
y al oeste los labios trazan campos
con tormentas ocultas, aislamiento
en las costuras de la noche, desniveles
del éter, oleaje, desnudez,
párpados negros,
sueños, fragilidad, presagios
en la luna que oculta el universo.






















Soneto para una amiga.


A Carmen Álvarez, in memoriam




Ya preguntan las aguas de tu Betis natal
por ti y tu gracia, sin consuelo, tristes, llorando.
Corriente abajo, sin querer, hacia el litoral,
bajan sangrantes lágrimas tus ojos buscando.


Es nuestro corazón, sombrío, gris y mortal,
llanto lento, congoja honda - sin verte tornando
entre quienes te amamos -, quien tan espiritual
alza un canto de alabanza a tu persona amando.


Son las aguas del Sena las que, lejos, te velan,
las que corriente abajo te llevan, mansamente,
a las aguas eternas donde vierte tu río.


Descanse al fin tu espíritu grande eternamente.
Al mar tus ojos oceánicos ya se elevan,
¡ oh, mujer de esplendor, trianera de fuego y brío ¡










Capuchinas


Me vi viajar bajo un dosel de hojas,
verde sobre verde, claro sobre oscuro,
las blancas nervaduras alzándose
cual bóveda de catedral gótica,
palios de naturales veladuras bajando,
ambiente húmedo de agua y raíces,
en donde la cochinilla
y la escolopendra
descubren un mundo
de intrincado laberinto;
y por fin, flores, flores alzadas:
las humildes capuchinas
loadas por cúpricos insectos
que con sus élitros de luz las profanan .


Así la humana naturaleza:
rizomas y arborescencias,
capuchinas
y natura entre sus vestiduras,
agua, vuelo
y élitros en el espíritu.


Ese es ahora mi mundo:
un plantío de modestas capuchinas amarillas.






































Las palabras




Brevemente te detienes en la palabra.
Es la palabra un pentagrama
por donde se van resbalando
las aguas misteriosas,
las hojas que escaparon de repente
de la rama alta,
los sueños
que desperezan un olvido.


¡ La palabra, tremendamente la palabra!.


La palabra,
con un blanco de magnolia,
es un mantel de hilo manchado
por los colores del mundo.
Se llena tu boca de palabras,
y, cuando las extiendes sobre el papel
(blanco sobre albo), ya se sumergen
y se desangran miles de cosmos en el corazón
del que lee y mira tus ojos.


¡Palabras!
¡Ojalá, nunca falten a tu mesa
las palabras!.




























































Espinos


Observad el espino,
miradlo; crece hirsuto y desplegado
arañando el mismo aire.
Signo de todo símbolo terral,
si florece, restalla en amarillo,
pálida brillantez de todo lo oscuro,
sueño vivo de todo pétreo corazón
donde lo inerte alcanza el cénit
de cuanta luz surgió de toda sombra
para enterrarse, efímera y solaz,
a los mismo espacios de la tarde.
Observad el espino,
garra de piedra al cielo,
expresión del celeste del desierto,
en que, telúrica y carnal,
se muestra el alma expuesta
de las indálicas deidades del arcoíris.
Observad y mirad
la desgarrada soledad
del último silencio.




























Egon euritsua
(Día lluvioso)


Enero, con sus dedos fríos,
pareciera querer cerrar
las invisibles vidas de la tierra,
acallar de ti cuanto de ti ya conoce;
y tu lo miras,
acaso con sorpresa,
en las flores del níspero,
en los nardos ocultos de la acequia;
y ya no entiendes,
no entiendes
porqué Enero se aleja
por los caminos invernales,
tratando de borrar en todo
la huella que de ti queda
en cuanto a sus orillas preexiste.
En cada piedra está escrito tu nombre,
en cada árbol tus venas son expuestas,
y quedó tu mirada
sobre las hojas que suspiran,
sobre el viento que oculta su expresión
en los balcones más altos de los neveros,
sobre el agua del río sollozante.
Somos en todo,
somos presentes cuando en todo,
despiertos, cada gota cae
ansiando la pequeña vasija o el cuenco
que haya de retenerla para siempre,
cuando todas las motas de polvo fluctúan
en el palpitar leve del aliento.
Pasará Enero como pasa
el inaudito transcurrir de las edades,
y aunque el tiempo se lleve la memoria
de cuanto fuiste,
algo tuyo se queda
en cada signo, en cada símbolo secreto
de la existencia.






Elemental
.
Pájaro. Sin nombre.
Vuelo, vértigo sobre luces primeras.
Árboles. Poliédrico mirar de verdes.
Respiración. Pensamiento libre.
Brillos. Del agua, de la hoja,
de la fruta, del insecto diminuto.
Mundo que amanece. Sol.
Primeras horas. Sueño despierto.
Sinfonía elemental.
.












































El vuelo




Brillan resplandores en la noche
con el afable destello
del ojo que busca amor.
El silencio del parque se calla
y sus árboles acogen
deseos de aromas solitarios.
¡Mariposa de la luz,
guaréceme en tu ascensión
hacia el nocturno luminoso y ardiente
del alto farol!
Nadie nota en esta muerte
la penuria de este vuelo.










































Presencia




Nada me traje, nada portaré.
Bajo la alada cimbra de los limoneros,
al aire que transita
entre las hojas hacia todos los espacios,
logra felicidad
el espíritu ansioso de dulce descanso.
Nada ambiciono, nada ansío.
Sólo el estar presente:
mirada atenta, olfato presto…
y, cual devino, se deshaga
la mismísima vida,
por fin, un día.
Fruta de la noche
Los pájaros –nacido el sol- 
acuden a los nísperos,
 
y picotean, ávidos,
 
la dulzura que el sueño 
ha escrutado en la luz nocturna.
Dulzura de los astros que se niega
al que duerme intranquilo en la no muerte.
Venid y comed de él 
lo único diáfano y salvable,
 
la sangre amarillenta del silencio,
 
el vínculo sagrado con la tierra,
 
pues esos frutos son vacío y soledad
 
que, inconsolables, han ardido
 
tras lucha permanente con la nada.














Otredad


A Darío Fernández

Qué se es sin el otro,
sino un ciego sin luz.
De otros, va uno encontrando
la luz que saja las tinieblas.
Otros, son la materia
que urde la neurona lumínica
del pensamiento,
el ser en el que habitas.
Tú o yo, solos,
tomados uno a uno,
sin otredad,
somos el cero,
la nada.






































Lento llover






Si hoy cae la lluvia,
y todo se entristece,
callaos y escuchad:
algo en el agua pierde
su secreto y misterio,
nada sustancial tiene
de humano ni eterno
este pulso latente
que huye lento llorando
y en nada se detiene