domingo, 25 de junio de 2017

UNA SOLA CARNE. ALFREDO PÉREZ ALENCART por JOSÉ ANTONIO SANTANO

Una Sola Carne (Antología Amorosa 1996-2016)



Una Sola Carne
(Antología Amorosa 1996-2016)

Inicio este comentario aludiendo a uno de los poetas más preclaros de la lírica española del siglo XX y tan injustamente olvidado. Lo hago ahora que se cumplen cuarenta años de la concesión del premio Nobel de Literatura a Vicente Aleixandre, con casi toda seguridad el más grande poeta del amor (en sentido absoluto), como así lo puso de manifiesto en su discurso (“Vida de poeta: El amor y la poesía”) de entrada a la Real Academia de la Lengua allá por el año 1950, con un recorrido apasionado a lo largo de toda la tradición poética española acerca del hecho amoroso. Amor y poesía desde la humana mirada del poeta cuando dice: «Por eso sentimos tantas veces, y tenemos que sentir, como que tentamos, y estamos tentando, a través de la poesía del poeta algo de la carne mortal del hombre. Y espiamos, aun sin quererlo, aun sin pensar en ello, el latido humano que la ha hecho posible…». O, ¿cómo olvidar su libro “La destrucción o el amor”, donde carne y alma se funden en una sola música, un único temblor o una diamantina luz que nos ciega y nos conmina al abismo amoroso, como el que nos muestra Aleixandre en estos versos: «Yo sé quién ama y vive, quien muere y gira y vuela. / Sé que lunas se extinguen, renacen, viven, lloran. / Sé que dos cuerpos aman, dos almas se confunden». También en la obra “Una sola carne” (Antología amorosa 1996-2016) del poeta peruano-español Alfredo Pérez Alencart (Puerto Maldonado, 1962) hallamos el amor como un único canto, una única luz deslumbradora, un solo cuerpo que tiembla en todos los encuentros, una sola alma. La selección de los poemas y las notas son autoría de la profesora de la Universidad de Bucarest, Carmen Bulzan, quien advierte que la mitad de los poemas contenidos en este libro son inéditos.



Las ilustraciones, como ya viene siendo habitual en las publicaciones salmantinas, son de Miguel Elías. Pero centrándonos en lo que nos interesa este libro conforma un corpus extraordinario, amalgama de la mejor tradición poética amorosa. Alencart bebe, hasta la saciedad, de los textos bíblicos, con mayor énfasis del Cantar de los Cantares, pero también de los Proverbios, del Génesis o Eclesiastés. Estructuralmente está dividido en cuatro partes: Amoris causa, Justamente así, Mujer de la mañana y Esquirlas, pero en su conjunto no sólo hallamos la mirada del poeta atravesada por el dardo del amor sin límite, ese que le ofrenda, también sin límite, su amada, esposa y musa Jacqueline, sino que influenciado por los místicos españoles, sobre todo San Juan de la Cruz (Amada con Amado, Esposa, etc), y me atrevería a decir que, también por la poesía preislámica (Mu’allataqāt), la casida y la temática -nasīb o elegía amorosa-, cuando el poeta recuerda los momentos felices vividos junto a la amada). Mas aún siendo tan claras las influencias de la literatura universal que ha hecho suyas el poeta Alfredo P. Alencart, este libro va más allá, porque es la voz que se hace singular y única, explosiva como un grito que no cesa, como una tormenta de versos nacidos de la misma esencia humana, trascendida de la carne, lo material, a lo inmaterial, el alma, con tal efectividad que, difícil es hallar en nuestros días un discurso poético, un verbo tan cálido y de tan esplendente emoción amorosa, poesía tan pura. Podrían ser muchos los ejemplos a mostrar de la poesía amorosa de Pérez Alencart en este breve comentario, pero conformémonos solo con algunos. De la primera parte “Amoris causa”, señalamos los siguientes: «Oh amor que nació contigo, dice el Amado. / Oh amor por Dios bendecido, dice la Amada» (poema Cántico de los cuerpos); o estos otros: «No hay más patria / que tu entrega / ni hay más mundo / que este amor. // En la esposa del amor / está la patria» (poema Patria). De la segunda parte “Justamente así”, extraemos los versos que siguen, más breves en su composición: «Sediento, muerdo / el fruto jugoso / de tu ser» (del poema Fruto). En la tercera parte “Mujer de la mañana”, el discurso poético cambia de nuevo y los versos se adensan, son como una corriente de agua imparable: «Tú amas a un hombre imperfecto / que aprende lecciones al sol de tus orillas. / Tú has marcado mi vida. / Tú eres mi vocación, / mi brújula, / mi áureo universo de una sola estrella». “Esquirlas”, última parte del libro, son composiciones muy breves, casi aforísticas que concentran y resumen el pensamiento en clave amorosa del poeta, por citar alguna: «Las caricias son pasajeras: lo perdurable es el amor». Como escribiera nuestro Nobel Aleixandre: « Sí: un intento de comunión con lo absoluto: esto será ciegamente el amor en el hombre», o en palabras de otro poeta del amor, Pedro Salinas: «He tenido siempre un deseo de amor tan vivo, que por eso he sido poeta». Y poeta grande es Alfredo Pérez Alencart, una voz que crece y crece cada día, cada minuto, dejándonos la huella de su magisterio poético, también de su inmensa humanidad.

Título: Una sola carne
Autor: Alfredo Pérez Alencart
EditorialDiputación de Salamanca, 2017

domingo, 11 de junio de 2017

LUIS RAFAEL. LA HABANA, CUBA, 1974



Selección para antología Luis Rafael
(La Habana, Cuba, 1974)

Selección: Del libro Cartas al hijo
(Ed. Literastur, Gijón, España, 2008):







Paternidad

Ahora que la paternidad
Es mi patria
Padre me siento
Sobre mi padre
—Aunque parir no pueda

Párvulos ojos miradores
Pasos y palmas
Plácidos miran
Pastar al padre
(En palomera paz
Plomiza)

Patriarcal azoro
Parado en levedad
[Palindromático
Paronomásico
Parónimo
Paradójico
Y hasta paranoico]

Padre nuevo
Hijo de su hijo.


--
Niño durmiente

A mi hijo Luis Onelio.
“Miedo me da que sientas miedo”.
Eliseo Diego


Tú nacías en un baño
De luz sangrante
Y yo pensaba en
Mariposas nocturnas

Tú reías (por fin)
Con tu sonrisa
El cielo despejaba
Su polvillo
Sobre mi mano

Tu cuerpo crecedor
Tus ojos lúcidos
Descubrirán
La sal
De este bautismo

—Sean tuyas la dicha
La bondad y la paz
: Tuya la inocencia
Niño durmiente
Niño mío.



Lumbre de luna

A mi hijo Rafael Felipe,
porque su llanto le anunció.

Lumbre de luna
Y ráfaga de agua
Vibra tu llanto nuevo
Tu voz
Que va naciendo
En la inocente
Angustia
De estar vivo

Crujen las estrellas
Como minas
Prestas a estallar
En el vacío

Los padres
Sembramos hijos
En la intemperie
—Hermosa
Y cruel—
Del tiempo
Ilusionándonos
Con la eternidad
De las arenas -
Amuralladas -
Entre cristales
Columpiándose -
En el reló

Hijo que vienes
(Llevándome)
Hacia el futuro
Volátil
Incluso para ti
Efímero
¿Qué consuelo
Inventaré
Por acunarte
Barca en la mar
Inabarcable?

--
Boga La Habana



El mar
Alza su lengua
(Áspera -
De gato rabioso)
Sobre los escombros
: Lame las heridas
: Los recodos sucios
: Los hedores
De La Habana

Olas trepando
El Faro /
Olas escalando
El Morro /
Olas ahogando
Túneles /
Derribando
La frontera
Del Malecón
Olas -
De brazos fláccidos -
Remos escarchados de muerte
Voces de sal y agua
: Arrasando la Ciudad
: Barriendo señales
: Vomitando rocas

La Ciudad
Abandonada al vaivén -
Mareándose en la orilla -
Ciega sobre la marejada
[Vapuleada]
Aguamarina salitrosa
Pulimentando -
Calles /
Lustrando
: Fecundando


(La marea bajará)
Sobre el mar
Boga La Habana.
--
Lóbrega noche


Esta noche
He visto a la Muerte
: En dibujos /
De niños
: Bombarderos
: Tanques
: Escombros
: Y cadáveres

Un niño ciego -
Otro inválido -
Una niña estampada -
Por el fuego -
Y el miedo
(Niños crecidos /
De pronto /
Viejos)

Cosecha
De una guerra
: Odio espigando
Acaso
Fecundador -
De guerras

¿Luego de
Las bombas
Y las balas /
La metralla
Y la tortura /
Germinará
La paz?

Lóbrega noche
Negra noche
(Boca negra
Hambrienta de
Cadáveres)


La guerra
Eclipsa
El tiempo
: Oscurece
Los sueños
De los niños
: Insomnes.


Libélula nerviosa

                          A mi madre


Libélula nerviosa
Ante el hueco blanco
De la luna
Mi madre teme -
Su noche /
Marina y movediza

¿Por qué tendrá
El mundo
Tantas direcciones?
El horizonte
Titila en las líneas -
De sus manos

La madre
Se enturbia
Cuando parto
—Aguarda /
Guarda su pavor /
En el silencio liso

Paridora madre
Ahogada /
Por las mareas /
De la Isla.

Avionizo



Aherrojado
Por el espacio
(Al otro confín
Del mundo)
Avionizo -
Distancias -
Anhelo
: El mantel
Criollo /
La mesa /
Magra -
Y bulliciosa
Sin pan /
Sin vino /
Acompañada

Viajero
Ensimismado
—Mismidad
De ser
No siendo—
Añoro no
Las palmas /
Tópicas

Antójaseme
: Una mesa
Larga -
En la suma -
Más de doce /
Entorno -
Más
: Es el concepto /
De la familia.


--


Del libro El mirador del cielo (Ed. Letras Cubanas, La Habana, 2014):

La primavera


La primavera
=Plácida ─plata ─plantando ─plática
: Irisa en sol
/ La florida ladera

La primavera
=Plebeya ─plegaria ─pleiteando ─plenitud
: Plúmbea se escurre
/ Enchumbando la acera

La primavera
=Principesca ─primacía ─privilegiando ─principios
: Dulcifica las miradas
/ Del río a la cordillera

La primavera
=Próspera ─proveedora ─prodiga ─providencias
: Fresquea bajo los árboles
/ Abejea sobre  las alambreras

La primavera
=Pulpa ─y pulmón ─pulula ─en puentes
: Y desborda el campo
…Floreciendo dondequiera.

--
Áureo verdor

A mi hijo Alejandro Luis,
el día de su nacimiento.

En esta aurora nueva
: Capullo amanecido
: Sollozo ─que en tu boca
Chupa leche / Alienta
Soleando mi sonrisa

Desde mis manos (Protectoras)
─Savia añeja
Se torna = áureo verdor
Aromada luz
/ De primavera

Pez ─presto ─a la
Inmersión (En aire)
Tus pulmones ─bombean
Tu corazón ─bombea
: El programa se cumple
Tu cuerpo [Retoñante]
Me lleva al infinito
(Mixturando en el tiempo
Mis genes y los tuyos)
Leyenda de los huesos
Hijos ─ padres ─abuelos
Fluyendo y estallando
Espuma ─en ─mar ─bravío
Crecida en el oleaje / De las estaciones
Florecida al océano

Hijo mío
Pasaremos / Despacio
Pasearemos / Los dos
Llevados de las manos
Primero yo ─contigo
Luego tú ─ya sin mí
En un suspiro plácido
Y me dirás “Adiós”
Con tu crecida mano
: Hecha copa en el agua
: Hecha copa en el árbol

De la muerte
Vienes a la vida
─De regreso
/ A la muerte
Seguirás aquí
Viviendo ─ tus días
Y en tus huellas

La estela
/ De la sangre
Constelando la noche
Imprime su albor
─En el silencio
Gotea cual reló
/ Hecha retoño y árbol.


--
Ámate


Ámate
: No serás eterno
(Sin duda
Eres valioso)
─Eres
Irrepetible
Y efímero

Ámate
Aprende de la hierba
= Carne ─para ser cortada
= Cuerpo ─para continuar
En la ceniza
                     / Que es tierra

Ámate
Esa estrella lejana ─
Es de polvo
                  (Que ardió)
Este que eres
= Arderá.

--

Ruiseñor
(Décima rara)

“Para que la esclavitud no sea el destino de su cría,
el ruiseñor se niega a anidar en la jaula”.
Gibran Jalil Gibran


Zepelín ─de vuelo ─en ánima
Barboteando = tus silbidos
: No eres águila
: No eres cóndor
Noche y Día ─bienvenido

No tienes garras / Ni pico cazador
: Cazamoscas (Decoroso)
En el aire = caudaloso
: Frutescente y melodioso
Anidas / Siempre libre / Ruiseñor.

--
Naufragado al horizonte


Espejeando oro
─Tus ojos
Llaman
: A besarte
La boca

Boca ya
─Sin palabras
Anegada de éter
: Oceánica

Naufragado al horizonte
/ De incierta travesía
Tiemblo
─Y revivo
(Tontamente)
Sobre el madero carnal
De tu cuerpo
Sabiendo que eres solo
: Isla salvadora
De un instante

No son tus ojos
Ni tus labios

Quien desea
Vivir
Condenado
Vive
A la esperanza.

--

Extranjero

“Soy extranjero en esa tierra.
En todas
seré extranjero. Al regresar, mi patria
habrá cambiado. Y no estaré ni estuve.”
José Emilio Pacheco
Extranjero
= Huesos importados
A la erosión
/ De los días
Carne reseca
: Al sol
Exportada
: Al frío
: O a la lluvia
/ De las corredizas
─Constelaciones

Extranjero
= Rostro equidistante
Fotografía
Sellada / Visada
: Hacia la metamorfosis

Extranjero
= Sangre y ADN revueltos
─Retornando
─En el sudor del tiempo
(Impropio / Mixturado
Siempre y siempre
Lejano)

Extranjero
= Súbdito de otro
Otrora otro ─
Ahora otro ─
Soberano

Allí y aquí = tiranizado
Allí y aquí = anónimo
Allí y aquí = extraño
Allí y aquí = de paso

Extranjero
─Buscando silla
─Buscando abrazo
─Buscando techo
─Buscando fecundar
─Buscando árbol
Revuelto en césped
: Humus de gusanos

Erizado de sueños
(En vano /
Nómada)
Filosofando
: Desiertos
: Áureas ciudades
: Cáliz ─menos─ amargo

Extranjero ─en tu tierra
Extranjero ─en la Tierra
Explorador
/ De ti mismo
 El agua que se empoza
: Muere
La arena se derrama
─En el cuenco de tus manos
/ Dispuestas al trabajo

¿Por qué tanto te angustian
: Estaciones cruzadas
: Lenguas extrañas
─Cociéndote de sed
─Los labios?

Allí
: Florecerá otro día
Aquí
: Será de noche

Dejaste
: Uñas─y─pelos
: Lágrimas─y─mocos
Allende
─Las fronteras nacionales
Miradas extraviaste
/ Que te hicieron
: Más extraño
El mundo que (En verdad)
Nunca habitamos.

--
El Fin del Mundo


Llueven predicciones:
Inscriptas ─en piedras
Rasguñadas ─en papiros
Digitalizadas ─en tablillas de barro
Pergeñadas ─en cuero de asnos
Titilantes /
En el cielo estrellado

Pero:
El Fin del Mundo
─Cambia
─Cada vez
/ De fecha

El Fin del Mundo
(Será como el comienzo /
Naciendo de la muerte ─
Un nuevo ser
: Viajero
En la línea finita
─De su tiempo)

Cuando mueras
Conocerás ─
El Fin del Mundo
[De tu mundo]
El mío /
Perecerá también
─Y el suyo
─El vuestro…

No tengas prisa
: Una vez
Iniciada la partida /
El Fin
─Solo es
Cuestión de tiempo.

--

En marejada


Afuera está nevando
Acaso llueve
Tal vez hay sol
Y hasta cantos de pájaros

Yo sigo aquí
[Recluido]
Comiéndome la punta del lápiz
Garrapateando líneas
Cual dibujante enajenado
—De costa a costa
Haciendo un continente
Con mis garabatos

Toso ─y vuelvo ─a mirar ─la hora
(Toso y toso)
Al ritmo digital
De los segundos

Bebo (Agua)
—Me embucho
Para no decir nada

En tu lámpara
Acumula polvo
Una telaraña

Voy de la pared al techo
Del reló pulsera ─al reló de la repisa
(Agitándome)
Latiendo con  las horas
(Abatiéndome / Hundiéndome)

El teléfono sigue mudo
O yo estoy muerto
(O no existes ya)

Solo un zumbido
[Que me crece por dentro
Que me asfixia]
Con su voz de ciclón
En marejada.

--


Sobrevivientes


Somos sobrevivientes
(Por unos pocos días)
De una catástrofe
… Que silba su eco sigiloso
: Se agazapa
: Se arrastra
: Se avecina

El desierto crece ─
Espumando la espera
[De sol a luna]
Bejucos infranqueables
─Siembran cactus
/ Y la lluvia ─
Alimenta con dátiles
(De cristal opaco)
Los cielos prometidos

Inalcanzable arcoíris
: La felicidad

De una catástrofe
(Siempre próxima)
No somos [Sino]
Sobrevivientes.



Tal vez


Tal vez
                sea
                  : como ─atravesar ─una puerta
Tal vez
             : como ─la última─ campanada ─de las doce
Tal vez
              : una caída (Súbita)
Tal vez
               : un dolor / Que se alivia
Tal vez
                : un sueño pesado ─y plácido


Tal vez
               sea
                   : el fin ─de todas ─las aprensiones
Tal vez
              : el retorno [Allí donde antes estuvimos]
Tal vez
             : (Como quería Epicuro) un ya─ no─ estar
Tal vez
              : un roer ─lentísimo…

Tal vez
              : no.


Poemas inéditos de momento:


El cielo de Granada

“Granada, tierra soñada por mí”
Agustín Lara

Constelación ─de muros rojos
/ En lo alto del cielo
─De Granada
: La Alhambra
Sorprendió
Mi caminata

Viajero en la noche
─El viejo cántico recordaba
Y allí estaba
(En Granada)
Junto al Darro
(Enbarrancado bajo el cerro
Más alto en la suma del hombre
─Por los muros púrpuras
De la Alhambra)

Cuando todavía el rocío
Se derramaba en campana
─Sobre las desgastadas piedras
/ De la cuesta china
En ascenso hacia la Alhambra
: El olor a madreselva
: Y a jazmines
: El azaroso azahar
: El agua en las acequias
: Y las fuentes
Poco a poco
Entre torres ─
Y pórticos ─
Y rampas ─
Y plazas ─
Miradores
Oía – olía ─ tocaba
Y hasta sabor era
Cuanto avistaba

Y al fin
Los palacios nazaríes
Sitiados por el Generalife
─Hecho para durar
/ Como la caligrafía árabe
Filigrana sutil
/ Que ahonda las paredes
/ Confunde el techo ─con la bóveda celeste
/ Y se enreda ─en capiteles ─y columnatas
─Con versos ─y máximas
Del imperio andalusí
: Emperador del Agua

Al tacto y al sabor
Al oído y al olfato
Y a la mirada
─No hay placer mayor
/ Que la Alhambra
¿Qué sería de Andalucía
─Sin Granda?
¿Qué sería de Granada
─Sin la Alhambra?

Pobre Boabdil
(Ya no más Sultán
Ni Adán feliz
Extraviadas las llaves
De la Alhambra)
= Es la Alhambra
El cielo de Granada.

--
Madrid: Puerto de Aire


Ruboriza a la noche
─De Madrid
La carencia de estrellas
Y se inventa cruceros estelares
: Helicópteros – cometas
: Aviones – globos
: Serpentinas – farolas
De carnaval y juerga

Y una noche roja (Sin luna)
Noche de sílabas –cálidas
Y susurros y arrullos
: Coral maullido
Cobijador de gentes
─Dibujando en rojo
Los tejados
Y los ladrillos en flor
/ De los edificios
Púrpura ─al reflejo del alba
Púrpura ─en la oscuridad [púrpura]
Encarnada negritud
= Granada al escarlata

Turistas sanchificados
Viajeros quijotes
Y mundoandantes
Plácidos ─ pacen
Bajo el oasis
De la noche madrileña

Tantánica ─ciudad─ traslúcida
Al fuego de las almas
Seducida
─Por transeúntes
Sedientos
/De alondra ─y nube
/De lluvia ─y fronda

Ciudad de puntos cardinales
/ De arriba
                   ─y de abajo
/ De autobús
                     ─y metropolitano
Barrio rico
                  ─De piedra y hiedra
Barrio pobre  
                  ─De ladrillo y terracita fresca

La noche de Madrid
Huele
: A Jardín de las Delicias
: A Prado abierto
Y se sube la falda
(Deja ver
─Más allá del negror
: Lunares
Como rubíes constelados)

─Los árboles camuflan
El pulso intermitente
De los coches
─La Gran Vía
Propicia
El diálogo
En las aceras

Isis y Amón
/ Alcahueteando reencuentros
En los márgenes imantados
Por el Templo Debod
[Piedra de agua
Transpirando soles
/ En la colina avistadora
De palacio y torres]

Madrid: Puerto de Aire
Ciudad marítima
[Sin mar]
Abierta
A los confines
Tersando el tacto
/Granito y caliza
/Ladrillo y asfalto
Vueltos uno
=Universal
=Pulimentado.


--

Y qué semejantes

Y qué semejantes
-Al árbol
(Humilde en el decurso
/ De las estaciones)
: Hoja caduca
Y tronco crecedor
/Raíz presta a la
Putrefacción

Y sin embargo
: Continuándose
= En la Semilla
/ Echada al azar.

--

Silencio

A mami
: sangre de mi sangre.

Sobre la corteza
Dorada
/ Del planeta
El avión
Me avienta
: Y regresa

Nubes aljofaradas
-Cual césped blanco
El azul
-Polvo lejano

Y tú
[Matriarca de mis genes]
Suave caricia
/ De mi infancia
Sonrisa en mi
-Primera mirada
¿A dónde vas
-A dónde-
Bajando al húmedo
Sepulcro
Perla en oscura
Concha?

Silencio
Silencio
/ Que conmigo
Vas.

--


Miedo

Voy por el bosque
(Como el personaje
/ De un cuento
Infantil)
Veo las huellas
/ De tu paso
Y te busco

Están las orquídeas
Y las rosas
-Que amabas
La marca de tus zapatos
-Sobre el pulido suelo
/ De tu casa
Tus objetos
Perduran
[Más que tú
Ya sin ti]
Permanecen
: Fuera de tu tiempo

Tu caligrafía
-Me recuerda la mano
/ Sobre mi mano
-La caricia en mi pelo
Y este adiós
: Injusto

El bosque
/ Se torna laberinto
La vida
/ Se vuelve trampa macabra
: Broma siniestra
-De un artista / que emborrona cuerpos
Los gasta y los pudre
Y nadie está a salvo

Mi hada salvadora
-Ahora que no estás
/ Se terminó la magia
: No habrá luz
/ Que detenga estas sombras
-Y tengo miedo.

--
Suicidas

Lo han dicho en las noticias:
“Un copiloto suicida
/ Estrelló un avión”
Murieron ciento cincuenta personas

Ayer o quizás anteayer
Dijeron que otro hombre [suicida]
Abrazando una bomba
Voló
Un mercado
Un tren
Una plaza pública
(Y ya no sé
Cuántas personas
Murieron)

¿Qué lleva a un hombre
A matar a inocentes [Desconocidos]?

Comprendo al que ajusticia a un asesino
Comprendo al suicida solitario

Reverencio
Al suicida que se borra sin más
Para que su familia no sufra
Viéndole morir lenta y penosamente

Comprendo y admiro al suicida altruista
Que se quita de en medio
Y se quita la vida
Dando vida

Al hombre-bomba
Al hombre-avión
Al hombre-azufre-garra-y-fuego
Que se lleva con él
Sueños de niños
Y trunca encuentros
Y destroza familias
Y anhelos de vivir
Y revienta en pus
Y estalla vuelto podredumbre
Al que muere matando
Lo condeno
: No es hombre
: No es mujer
: No es humano


= No debió nacer.