domingo, 15 de mayo de 2016

GRAN GRANADA. JUSTO NAVARRO en SALÓN DE LECTURA



 




En palabras del jurado que tuvo a bien conceder el premio Andalucía de la Crítica a la obra “Gran Granada”, de Justo Navarro, se trata de «una novela de género policiaco ambientada en la Granada de los años sesenta construyendo, desde una lucidez rotunda, una atmósfera oprimente en la que se retrata la podredumbre y la corrupción con una estructura de metarrelato circular de corte fragmentario. Todo ello con un lenguaje imaginativo, limpio y lleno de matices expresivos». No obstante, “Gran Granada” es todo lo dicho y algo más. Es una novela que deja huella en el lector, que analizados todos los recursos narrativos que la contienen va más allá aún, al descubrirnos esa voz personalísima de su autor, Justo Navarro, que nos lleva como la corriente de un río al conocimiento de la Granada gris, turbia y turbadora de la década de los sesenta. Una novela difícil de olvidar porque la proyección de los personajes (analizados al detalle y construidos con exactitud matemática), el espacio y el tiempo narrativo, los argumentos convertidos en la trama misma, amén de la excelente ambientación, depositadas en la mente del lector no cesarán en su continuo fluir. “Gran Granada es una novela que atrapa desde la primera página, introduciendo el elemento enigmático y posteriormente, conforme se desarrolla, laberíntico de la sospecha, tras el hallazgo de un cadáver en la habitación del Hotel Nevada: «Una remota ciudad de tres ríos, en el sur del hemisferio norte, sufrió una inundación el 16 de febrero de 1963. Era sábado. La ciudad se llamaba Granada. El domingo, a mediodía, las limpiadoras de un hotel encontraron muerto en la cama al huésped de la habitación 201». En la mirada de su creador hallamos todos los silencios que hicieron de la ciudad luminosa un túnel oscuro y sin salida, y de existir alguna siempre fue la misma: la podredumbre en todos sus sentidos. 




El comisario Polo y el oculista Fernando Saura son los actores principales de la narración, y alrededor de ellos y de forma circular se desarrollan los acontecimientos más importantes, el núcleo de la acción narrativa, incluso podría decirse que Justo Navarro nos hace olvidar por momentos que se trata de una novela policiaca, en la que los crímenes y los culpables de ellos, no son la clave, sino la (re)presentación de una sociedad caduca y decadente, opresora en todos sus órdenes, hipócrita y corrupta hasta la saciedad (en un juego futurista que nos lleva al hoy), incapaz de reaccionar ante la continua tiranía de los poderosos, pero al mismo tiempo, conciliadora con el género humano en los aspectos más cotidianos. Justo Navarro ha sabido retratar de forma magistral todos esos elementos que hacen de “Gran Granada” una gran novela. Una novela necesaria, recuperadora de la memoria y la historia de nuestro pasado más reciente, y la acción policial y todas las derivaciones de ésta, tal vez sea sólo la excusa, el pretexto para construir una estructura cerrada en la cual circulen en torbellino los personajes que habitan esa ciudad de provincias, en la que todos están controlados, espiados, cautivos. Cautivos del miedo también, como desestabilizador, capaz de inocular su veneno en toda la sociedad, sin distinción alguna. Ya nadie se fía de nadie: «En aquel tiempo resultaba difícil la convivencia, la amistad. Quien no era policía se preguntaba si su vecino no sería policía, o algo de la policía, familiar, conocido, confidente, colaborador o funcionario», miedo hasta de que las incólumes paredes pudieran oír. Con todo, quizá la clave sea la rebelión contra lo establecido, como un grito anunciador del cambio ineludible de las estructuras del férreo sistema de la dictadura, valiéndose de unos crímenes para adentrarnos sutilmente en esa sociedad podrida y que hace aguas por todos lados, que todo lo anega e inunda, provocando desolación y muerte. No cabe duda que Justo Navarro ha sabido construir con el rigor que le caracteriza este sólido universo narrativo, que hoy viene a confirmar su excelencia creadora. “Gran Granada” es una novela grandiosa, literatura viva, temblor de la palabra, merecedora de serlo y así ha sido, premio Andalucía de la Crítica 2016.


Título: Gran Granada
Autor/a: Justo Navarro
E dita: Anagrama (Barcelona, 2015)