lunes, 26 de enero de 2015

Castillo de Santa Ana y Tiempo gris de cosmos.

PRESENTACIÓN DE

TIEMPO GRIS DE COSMOS”, 

de José Antonio Santano por 

Pilar Quirosa-Cheyrouze.




Es un placer acompañar en la tarde de hoy al escritor y amigo José Antonio Santano, compañero de tantos proyectos y realidades literarias y humanistas, en este escenario, el Castillo de Santa Ana de Roquetas de Mar, un escenario que nos trae tan buenos recuerdos, sede de las lecturas llevadas a cabo en el Aula de Literatura, y espacio dedicado a la cultura con mayúsculas, como esta ocasión, el libro que en la noche de hoy presentamos, “Tiempo gris de cosmos”, editado por el sello editorial granadino Nazarí en su colección de poesía.

Poetizar la realidad es poner voz a las injusticias, ante la ausencia de valores de una sociedad que camina, en muchas ocasiones, hacia el descrédito y el abismo existencial. El ser humano, desprotegido, oprimido a lo largo de la Historia, encuentra a través de la palabra una vinculación inherente a la concepción humanista, tratando de paliar los signos de vacuidad, egoísmo y tiranía de los déspotas que van sembrando de negritud los colores más vivos del espectro de la naturaleza. Bien lo dice el autor:

Premonición
de un tiempo que se acaba o renace,
 se abisma en la magia 
de los atardeceres de otoño,
allá donde los sueños señalan el camino”.
 

El poder de la palabra, desde la libertad para hacer posible el trayecto, trazando puentes, ahuyentando soledades.

José Antonio Santano, natural de Baena, Córdoba, quien reside en Almería, en Aguadulce, desde hace más de una década, nos lleva a contemplar los esquemas de la urgente realidad a través de un poemario que aparece dividido en dos partes esenciales: Tiempo de silencios y Tiempo gris de cosmos, un libro que contiene una magnífica aproximación crítica a la ingente poética del autor, firmada por el escritor y profesor jienense José Cabrera Martos.

El autor es Graduado Social por la Universidad de Granada, Técnico Superior en Relaciones Industriales por la de Alcalá de Henares y Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Almería. Entre sus libros, es preciso citar, entre otros, “Canción Popular en la villa de Baena” (1986), “Profecía de Otoño” (Premio Internacional de Poesía “Barro”, (1993), “Grafías de Pasión (Prosa y poesía sobre la Semana Santa de Baena (1998), “Exilio en Caridemo” (1998), Premio de Poesía “Ciudad de El Ejido” en 1995, “Íntima heredad” (1998), Accésit del Premio Internacional de Poesía “Rosalía de Castro”, “La piedra secreta” (2000), Finalista del Premio Nacional de la Crítica y del Premio Nacional de Poesía, “Árbol de bendición. Antología Literaria al Olivo” que coordinó en 2001), “Suerte de alquimia” (2003), finalista del Premio de la Crítica, “Trasmar” (2005), Premio Andalucía de la Crítica “Opera Prima”, “Las edades de arcilla” (2005), “Il volo degli anni. Antología poética personale”, XIV Premio Internazionale di Poesía e Literatura “Nuove Lettere” (2009), “Razón de ser” (2008), X Premio de Poesía “Luis Feria” de La Laguna (Tenerife), “Caleidoscopio” (2010) y “Estación Sur” (2012).



Igualmente, ha dirigido y presentado diferentes programas culturales tanto en Radio como TV y colabora con la prensa local almeriense, concretamente con el Diario de Almería, mediante artículos de Opinión y reseñas literarias. Es vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Escritores y Críticos Literarios de Andalucía y de la Asociación Colegial de Escritores. Fue miembro fundador de la corriente socio cultural “Humanismo Solidario” y es miembro del Departamento de Arte y Literatura del Instituto de Estudios Almerienses.

Dirigió la revista literaria “Cuadernos de Caridemo” en los años 2003 y 2004, actualmente en digital, así como la colección “Palabras Mayores” de la Editorial Alhulia, y en la actualidad dirige la publicación literaria “Cuadernos Metáfora”. Coordinó en años anteriores el Premio Andalucía de Poesía “Ayuntamiento de Fondón”, que trajo a la provincia a destacados nombres de las letras a nivel nacional.

Regresamos a la esencia de este último libro de José Antonio Santano “Tiempo gris de cosmos”, para contemplar los signos inquietantes que anidan en la sociedad, como es la desigualdad entre el primer y el tercer mundo es una triste constante en el devenir de los días. Nos dice el autor:

Todo es desesperanza/,
mas en esta hora turbia/
otro tiempo renueva/
la voz de los vencidos”.

Un debate que lleva a visualizar rostros invisibles y sueños insondables, paradigmas de silencios, soledades y ausencias.


Huir/,
huir hacia otra patria/
donde el hombre sea el centro”,

en el sentido humanista del término, lejos del vacío y las estelas de la caótica realidad.

Una poesía renacentista que apuesta por el hombre. Lejos de la civilización que apoya la barbarie, lejos de la xenofobia y el miedo a asumir la otredad, el significado de un espacio armónico donde la vida llama a la vida y la reclama. Esos mares de plástico del poniente almeriense, a la luz de una esperanza, en la búsqueda de la dignidad humana y el ofrecimiento de un futuro mejor, tantas fronteras y muros separan a los hombres. Una verdad acuciante que ha de amparar al ser humano, lejos de los paraísos artificiales y de la ingratitud vertida en el desconcierto. Lejos de la alienación de las tecnologías que nos frustran y nos aíslan de la verdadera razón de querer y poder compartir.

 

Los agujeros negros que habitan la piel, más allá del color, más allá de la raza, en medio de la trascendencia de un universo que nos vincula al desencanto.


Me duele la vida que oscurece/
los sueños de los hombres”,

nos dice Santano a través de sus versos. La necesidad de proseguir un sueño humanista frente a las falacias, frente a tantos soles adversos, contradicciones y abusos vivenciales.

La consistencia de una luz, un faro de redención para dar crédito a la verdad, para dar voz a los silenciados y a los desheredados del destino.

Pilar Quirosa-Cheyrouze
Invierno de 2015