viernes, 13 de diciembre de 2019

DIECISIETE ALFILES de MARÍA ÁNGELES PÉREZ LÓPEZ por JOSÉ ANTONIO SANTANO


diecisiete alfiles. María Ángeles Pérez López


 DIECISIETE ALFILES 

 de MARÍA ÁNGELES PÉREZ LÓPEZ







María Ángeles Pérez López
Título: diecisiete alfiles    
    
Autor: María Ángeles Pérez López
Editorial: Abada (2019) 
            © Carmen Burgo








SALÓN DE LECTURA  


JOSÉ ANTONIO SANTANO

 José Antonio Santano 

      










  




















  Es muy frecuente, en estos últimos años, la edición de libros de haikus, tal vez por esa misteriosa y mágica estructura de 5-7-5 versos que hacen de la concentración silábica y la reflexión de lo cotidiano joyas de incalculable valor. A nadie le es ajeno que precisamente por estas condiciones específicas la dificultad en la resolución de un verdadero haiku es mayor, aunque parezca a simple vista lo contrario. El poeta que se atreve con este tipo de composición lo sabe bien y aunque su proliferación haya aumentado, la verdad es que no siempre con el mismo efecto según sean sus autores.


______________________________________________
Para esta ocasión abogamos por un libro, “Diecisiete alfiles” y una autora María Ángeles Pérez López (Valladolid, 1967), poeta y profesora titular de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca, una de las voces femeninas más interesantes del panorama poético actual. Otros libros publicados de su autoría son, entre otros: Tratado sobre la geografía del desastre, La sola materia, La ausente, Atavío y puñal, Fiebre y compasión de los metales, Interferencias o Mapas de la imaginación del pájaro. “Diecisiete alfiles”, al cuidado de Abada Editores es un libro polifónico en el cual hallaremos haikús de temáticas variadas (del amanecer, de Epicuro, de las perseidas, del trabajo, del hielo, del camino…), hasta 32 en total. En cada uno de ellos Pérez López nos muestra la belleza y el hondo pensamiento, trasunto todos de la cotidianidad, de la vida en su natural esencia, del asombro ante lo mistérico o desconocido: «Frente a los páramos / desnudan los jardines / sus pies de sándalo. // Libar la vida. / Que en su jugo se empapen / omega y sigma». La magia de la palabra, esa que nace del abismo y vuela hasta alcanzar el nombre de las cosas, puro mestizaje de forma y fondo, ética y estética en equilibro, sincero lirismo que adecua al tiempo que le toca vivir. Así María Ángeles Pérez López recorre la singular aventura de la palabra escrita, en un continuo fluir, sin desvanecimiento alguno, segura de su magisterio y de sus creaciones. En “Diecisiete alfiles”, como dice la propia autora en su final de epílogo “se juega el mundo”, “con una tensión estilística infrecuente en un género que suele practicarse con ligereza”, como así matiza Erika Martínez en el prólogo. Hay, sin duda, en este ramillete de haikús una extraordinaria sensibilidad que va más allá de la anécdota, convirtiendo el detalle en manantial de luces que sacian toda sed, que deslumbran hasta encoger el alma: «La luz primera. / Desacato en las hojas / que se impacientan. // La luz cerrada. / En la noche del cuerpo, / rezuma el alba». Intensísima la voz poética de María Ángeles Pérez López, abarcadora y profunda, nacida para redescubrirnos el mundo, el universo que contiene sus versos en un reto que se impone a sí misma de manera natural, y libre, que quiere recorrer todos los caminos posibles o abrir las puertas, el corazón, abrazar la vida, al fin y al cabo:
 «En cada puerta /
 un camino se abre /
 y otro despierta».
 La efectiva musicalidad de haikus, la elegancia del verso y su cadencia deleita la lectura de “Diecisiete alfiles” y nos confirma la excelencia poética de su autora, María Ángeles Pérez López.            

lunes, 2 de diciembre de 2019

ÚLTIMA ENTREGA POÉTICA de BALBINA PRIOR


JOSÉ ANTONIO SANTANO. MEMORIAL DE FRONTERA.

domingo, 1 de diciembre de 2019

TENUE ARMAMENTO de ÁNGEL OLGOSO por JOSÉ ANTONIO SANTANO


___________________ Por José Antonio Santano



TENUE ARMAMENTO
ÁNGEL OLGOSO
Aparecía recientemente, en la colección Mirto Academia, y al cuidado de la editorial Alhulia, una interesante propuesta textual de una de las voces más destacadas de la actual narrativa española, me estoy refiriendo al granadino, Ángel Olgoso, de título Tenue armamento. En esta ocasión Olgoso nos presenta una compilación de textos en prosa referidos principalmente a presentaciones de sus libros o ajenos y prólogos realizados para otros libros. Llama la atención que lo que podrían ser textos escritos con una acertada corrección, sin más, hasta el punto de denominarlos él mismo como “Cartapacio de papeles menores”, en su pluma se conviertan en textos de absoluta filigrana donde las referencias al pensamiento de otros escritores y un lenguaje de una calidad indiscutible provocan en el lector una verdadera catarsis, claro ejemplo de su maestría literaria. Un libro que muestra, una vez más, la esencia de su prosa.

martes, 5 de noviembre de 2019

ISSA HASAN AL-YASIRI. ORACIÓN PRIMITIVA POR URUK

ISSA HASAN AL- YASIRI
 SALA DE LECTURA  por 

   JOSÉ ANTONIO SANTANO


No sé cuál es la razón exacta, pero desde siempre me supe atraído por la poesía árabe, por la belleza de su grafía y su hondo pensamiento, ese que nos hace vibrar con cada palabra, desde la sencillez y la humildad que acompaña al poeta que lo ejercita y vive. Y supongo, que si eso ocurre con la poesía, también con la historia y la cultura de los principales lugares del mundo árabe, como la mítica Bagdad, claro ejemplo. Tan es así que, al recibir el libro “Oración primitiva por Uruk”, del poeta iraquí Issa Hasan Al-Yasiri (Missan, 1945), sentí un cierto estremecimiento. Allí estaba, encima de la mesa, un misterioso rostro ilustraba la portada del libro, un dibujo de Kareem Sadoom, para ser exactos, autor de todas las ilustraciones del poemario. La traducción al español ha sido realizada por Ignacio Gutiérrez de Terán y la publicación ha corrido a cargo de Alfalfa Ediciones. 
Cuenta el poeta octogenario con libros tales como “Cruzar hacia ciudades de alegría” (1973), “Episodios del viaje del ave sureño” (1976), “Cielo del sur” (1979), “La mujer es mi reino” (1982), “El silencio de las cabañas” (1996), “Te llamo desde lejos” (2008) y “Ave María” (2012). Llama la atención de “Oración primitiva por Uruk”, la espiritualidad que lo contiene, muy cercana a la tradición poética árabe, donde la honda reflexión da paso a la sencillez formal, convirtiendo así a la palabra en esencia misma; la desesperanza a la oración: 
«Dios mío, Dios mío,   por Uruk te invoco,   Uruk,  tu primera semilla,  ancestral entre todas tus ciudades»
de aquí en adelante la tensión discursiva irá en aumento y el poeta será la voz amorosa que clama en el desierto, demandará misericordia y perdón para Uruk y sus pobladores, también para quienes un día la abandonaron: 
«Por ella,
 / y por quienes en ella viven, y por los que un día la abandonaron, sálvala, bendito seas, refugio y luz»
. Hassan Al-Yasiri no puede sino sentir que el tiempo se le escapa entre las manos, y que en ese trayecto final, en ese alumbramiento del silencio total al que todo humano se abisma, solo desea contener la furia de la sinrazón y el despropósito, devolver a su tierra el fruto de los campos y los ríos; la paz de las montañas en su soledad infinita; convencer con la palabra poética de la necesidad de hermanamiento, de la humana mirada. Por eso clama en voz alta y se pregunta: «¿Por qué insistes en reducir a Uruk a un solar / habitado por la tristeza, / pasto de las plañideras?». El poeta sufre con el dolor ajeno, que es también el suyo, el de sus compatriotas y en ese estado se rebela contra él y contra todo, y una vez más demanda el perdón a un dios misericordioso: 
«Perdónala, Dios, /  ¿qué haría cualquier madre  al ver a sus hijos camino de la muerte  rumbo a un lugar lejano,  como una bandada de pájaros sobre cuyos nidos /  se ciernen los chacales de la noche?».  Solo un deseo anima al poeta a seguir el camino, a rebelarse contra el mal de las guerras y la injusticia, concluyendo así con su oración:  «Escucha pues a este siervo, Dios:   haz que Uruk vuelva a ser lo que fue,   conviértela, de nuevo, en Uruk.   Uruk,   la partera,   y la madre, /  y el lecho de la dicha».  
Título: Oración primitiva por Uruk         
Autor: Issa Hassan Al-Yasiri
Ediciones: Alfalfa  (2019)